La historia

Copérnico


Durante el Renacimiento, algunas ramas de la ciencia dieron grandes pasos. Pero los descubrimientos científicos no siempre fueron bien considerados por las autoridades de la Iglesia Católica. Algunos científicos se vieron obligados a ocultar sus experimentos e inventos, ya que podían ser acusados ​​de herejía. Este fue el caso del astrónomo polaco Nicolás Copérnico (1473 - 1543).

Copérnico revolucionó la ciencia al mostrar que la tierra gira alrededor del Sol. La iglesia estaba perpleja por esta teoría porque, según sus teólogos, la tierra era plana, inmóvil, el centro del universo: el sol giraba a su alrededor.


Nicolás Copérnico


El científico copernicano fue el primero en demostrar que la tierra gira alrededor del sol.

Hijo de una familia acomodada, Copérnico fue criado por un tío que era obispo y lo convirtió en miembro de la Iglesia. Al principio, sin embargo, trató de desarrollar estudios que extendieran la explicación religiosa al mundo y la naturaleza.

A los 18 años, Copérnico ya estudiaba astronomía y matemáticas en la Universidad de Cracovia, Polonia. Después de pasar por la península itálica, donde perfeccionó su conocimiento, imaginó el doble movimiento de los planetas: la rotación y la traslación.


Pintura del siglo XVI que representa a Copérnico en la cima de su observatorio mirando hacia el cielo.

Para desarrollar sus teorías, instaló un observatorio en la cima de una torre. Allí pasó noches y días observando el cielo. Copérnico hizo numerosos cálculos con instrumentos de su propia creación. Todo lo que descubrió apuntaba al mismo resultado: el sol no se mueve; Está en el centro de un conjunto de planetas que giran a su alrededor.

El astrónomo también explicó la existencia de estaciones y la duración de días y noches.

Las teorías de Copérnico solo fueron aceptadas por la Iglesia más de un siglo después de su muerte.