La historia

El presidente Bush presenta una estrategia para la seguridad nacional

El presidente Bush presenta una estrategia para la seguridad nacional



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 16 de julio de 2002, el presidente George W. Bush anuncia su plan para fortalecer la seguridad nacional a raíz de los impactantes ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, D.C., en los que murieron casi 3.000 personas. Inmediatamente después del desastre, en un intento por evitar un mayor derramamiento de sangre en suelo estadounidense, Bush lanzó una revisión masiva de los sistemas de seguridad, inteligencia y respuesta a emergencias de la nación mediante la creación de la Oficina de Seguridad Nacional en la Casa Blanca. Formaba parte de un esfuerzo de dos frentes, que incluía una acción militar preventiva contra terroristas en otros países, para librar la guerra contra el terrorismo.

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca ese día, Bush le dio al público estadounidense una vista previa de los cambios por venir, incluido, entre otros, un sistema de advertencia codificado por colores que identificaba diferentes niveles de amenaza, evaluando a qué industrias y regiones eran vulnerables. ataque. También propuso cambios en las leyes que le darían al presidente mayores poderes ejecutivos, particularmente con respecto a la política antiterrorista.

El día de su anuncio, parecía que Bush y el Congreso formaban un frente bastante unido a favor de la nueva política. Sin embargo, tan pronto como se estableció el Departamento de Seguridad Nacional, los críticos que temían el posible abuso de los poderes presidenciales y el abandono de las libertades civiles en nombre de la seguridad nacional alzaron la voz. Bush trató de asegurarles que los cambios eran constitucionales y estaban abiertos a la supervisión del Congreso. Sin embargo, durante los próximos años, su administración enfrentó acusaciones de violar la Constitución y crear una cultura política de secretismo y amiguismo.

LEER MÁS: La guerra contra el terror


Estrategia nacional para la influenza pandémica

La Oficina de Lucha contra las Armas de Destrucción Masiva (CWMD) se estableció en diciembre de 2017 mediante la consolidación principalmente de la Oficina de Detección Nuclear Nacional, la mayoría de la Oficina de Asuntos de Salud, así como otros elementos del DHS.

Para obtener información actualizada relacionada con CWMD, visite lo siguiente:

La estrategia nacional para protegerse contra el peligro de la influenza pandémica (Casa Blanca) describe los esfuerzos coordinados del gobierno federal para prevenir y prepararse para la gripe aviar y pandémica. El presidente Bush ordenó a todos los departamentos y agencias federales pertinentes que tomaran medidas para abordar la amenaza de la gripe aviar y pandémica. Basándose en los esfuerzos combinados de los funcionarios del gobierno y las comunidades de salud pública, médica, veterinaria y de aplicación de la ley, así como del sector privado, esta estrategia está diseñada para cumplir con tres objetivos críticos:

  1. Detectar brotes en humanos o animales que ocurren en cualquier parte del mundo.
  2. proteger al pueblo estadounidense mediante el almacenamiento de vacunas y medicamentos antivirales mientras se mejora la capacidad de producir nuevas vacunas y
  3. preparándose para responder a nivel federal, estatal y local en caso de que una influenza aviar o pandémica llegue a los Estados Unidos.

Bush describe la estrategia de seguridad nacional

WASHINGTON (CNN) - El presidente Bush dio a conocer el martes una estrategia nacional para la seguridad nacional que incluye estándares propuestos para las licencias de conducir estatales y nueva tecnología para detectar armas químicas, biológicas y nucleares.

El director de Seguridad Nacional, Tom Ridge, calificó el plan como "la mejor manera de proteger a Estados Unidos".

"Hemos involucrado a la comunidad policial en todo este país, pero también hay ciertas cosas que podemos hacer dentro de este país fuera de las fuerzas del orden público que podrían disuadir un ataque", dijo Ridge. "La estrategia del presidente nos da una hoja de ruta para lograr eso".

El plan enumera varias amenazas terroristas nacionales y formas de prevenirlas, adelantarse o responder a ellas. Su informe señala la necesidad de estar preparados y ser flexibles ya que los enemigos "adaptan estratégicamente sus tácticas ofensivas para explotar lo que ven como la debilidad de nuestras defensas".

La propuesta de la administración Bush describe las necesidades presupuestarias, la revisión planificada del FBI, la necesidad de reforzar la seguridad de la infraestructura de los EE. UU. Y las disposiciones para proteger las fronteras de los EE. UU. Y garantizar la preparación para una respuesta a una catástrofe nacional.

Una propuesta alentaría a los estados a establecer estándares mínimos para las licencias de conducir, como el número de años antes de que sea necesario renovar una licencia.

Otras ideas incluyen el desarrollo de nueva tecnología para crear mejores sensores para detectar armas de destrucción masiva.

Un alto funcionario de la administración Bush dijo que el informe no es un "plan de acción" sino una "directiva de orientación general" sobre cómo los gobiernos federal, estatal y local pueden proteger mejor al país.

Otras partes de la estrategia incluyen:

Los tres objetivos de la nueva estrategia incluyen prevenir ataques terroristas internos, reducir la vulnerabilidad del país al terrorismo y minimizar el daño de los ataques si ocurren, según el resumen ejecutivo del informe.

"Los terroristas son actores estratégicos", dijo Ridge a un panel de la Cámara sobre seguridad nacional. "Eligen sus objetivos deliberadamente, y los eligen basándose en las debilidades que observan en nuestras defensas y en nuestros preparativos. Usan la velocidad y la sorpresa para aterrorizar".

Ridge agregó: "Protegernos, por lo tanto, requiere que seamos flexibles y ágiles también, con la capacidad de detectar rápidamente las brechas y actuar con la misma rapidez para llenarlas. Se requiere una mejor coordinación y comunicación entre todos los niveles de gobierno en todos los sectores. de la sociedad.

"Y requiere algo más: un conocimiento profundo de nuestras vulnerabilidades perdurables".


La administración Bush devela aumentos salariales en 2002

El presidente Bush ha emitido una orden ejecutiva que describe los aumentos salariales de base y localidad para los empleados del Programa General y los miembros del Servicio Ejecutivo Senior.

En el proyecto de ley de gastos postales y del Tesoro de 2002, el Congreso ordenó al presidente Bush que otorgara a los empleados un aumento salarial promedio del 4.6 por ciento. La administración decidió dividir el aumento entre un aumento salarial base de 3.6 por ciento para todos los empleados y un ajuste salarial promedio de localidad del 1 por ciento que varía según el lugar donde trabajen los empleados.

Los empleados en el área de San Francisco recibirán el aumento salarial total más grande, 5.42 por ciento. Otras áreas metropolitanas que recibirán aumentos de más del 5 por ciento son Chicago, Detroit, Houston, Los Ángeles y Nueva York.

Los empleados en el área de Washington, D.C. recibirán un aumento del 4.77 por ciento. Los empleados de otras ciudades obtendrán un aumento de al menos un 4,52 por ciento.

Los aumentos basados ​​en la localidad se convirtieron en un elemento fijo del salario federal en 1994, luego de la implementación de la Ley de Comparabilidad de Pagos de los Empleados Federales de 1990. Los defensores de la ley identificaron una brecha entre los salarios del sector público y privado de alrededor del 30 por ciento. La ley fue diseñada para cerrar la brecha en alrededor del 5 por ciento, pero los aumentos de la ley nunca se han financiado por completo.

A continuación se muestran los aumentos salariales porcentuales de 2002 por localidad. Para ver las tablas de pago completas de 2002, haga clic aquí.

Aumentos salariales porcentuales en 2002, por localidad

Atlanta 4,63%
Boston 4,93%
Chicago 5,05%
Cincinnati 4.84%
Cleveland 4,70%
Colón 4,63%
Dallas / Ft. Vale 4,72%
Dayton, Ohio 4,57%
Denver 4,93%
Detroit 5,04%
Hartford 4,94%
Houston 5,33%
Huntsville, Alabama 4,52%
Indianápolis 4,52%
Kansas City 4,52%
Los Ángeles 5,12%
Miami 4,87%
Milwaukee 4,68%
Minneapolis / St. Pablo 4,78%
Nueva York 5,07%
Orlando 4.52%
Filadelfia 4.82%
Pittsburgh 4,54%
Portland 4,84%
Richmond 4,62%
Sacramento 4,78%
San Luis 4.54%
San Diego 4.89%
San Francisco 5,42%
Seattle 4,84%
Washington, D.C. 4,77%

No venda mi información personal

Cuando visita nuestro sitio web, almacenamos cookies en su navegador para recopilar información. La información recopilada puede estar relacionada con usted, sus preferencias o su dispositivo, y se utiliza principalmente para hacer que el sitio funcione como espera y para brindar una experiencia web más personalizada. Sin embargo, puede optar por no permitir ciertos tipos de cookies, lo que puede afectar su experiencia en el sitio y los servicios que podemos ofrecer. Haga clic en los títulos de las diferentes categorías para obtener más información y cambiar nuestra configuración predeterminada de acuerdo con sus preferencias. No puede optar por no recibir nuestras cookies de origen estrictamente necesarias, ya que se implementan para garantizar el funcionamiento adecuado de nuestro sitio web (como mostrar el banner de cookies y recordar su configuración, iniciar sesión en su cuenta, redirigirlo cuando inicie sesión fuera, etc.). Para obtener más información sobre las cookies propias y de terceros utilizadas, siga este enlace.

Administrar preferencias de consentimiento

Cookies estrictamente necesarias: siempre activas

No le permitimos optar por no recibir determinadas cookies, ya que son necesarias para garantizar el funcionamiento adecuado de nuestro sitio web (como mostrar nuestro banner de cookies y recordar sus opciones de privacidad) y / o para supervisar el rendimiento del sitio. Estas cookies no se utilizan de una manera que constituya una "venta" de sus datos según la CCPA. Puede configurar su navegador para que bloquee o le avise sobre estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán según lo previsto si lo hace. Por lo general, puede encontrar estas configuraciones en el menú Opciones o Preferencias de su navegador. Visite www.allaboutcookies.org para obtener más información.

Venta de cookies de datos personales, segmentación y redes sociales

Según la Ley de Privacidad del Consumidor de California, tiene derecho a optar por no vender su información personal a terceros. Estas cookies recopilan información para análisis y para personalizar su experiencia con anuncios dirigidos. Puede ejercer su derecho a optar por no participar en la venta de información personal utilizando este interruptor de palanca. Si opta por no participar, no podremos ofrecerle anuncios personalizados y no entregaremos su información personal a terceros. Además, puede comunicarse con nuestro departamento legal para obtener más aclaraciones sobre sus derechos como consumidor de California utilizando este enlace de Ejercicio de mis derechos.

Si ha habilitado los controles de privacidad en su navegador (como un complemento), debemos tomarlo como una solicitud válida para optar por no participar. Por lo tanto, no podríamos rastrear su actividad a través de la web. Esto puede afectar nuestra capacidad para personalizar anuncios de acuerdo con sus preferencias.

Nuestros socios publicitarios pueden establecer cookies de orientación a través de nuestro sitio. Estas empresas pueden utilizarlos para crear un perfil de sus intereses y mostrarle anuncios relevantes en otros sitios. No almacenan directamente información personal, sino que se basan en la identificación única de su navegador y dispositivo de Internet. Si no permite estas cookies, experimentará publicidad menos dirigida.

Las cookies de redes sociales son establecidas por una variedad de servicios de redes sociales que hemos agregado al sitio para permitirle compartir nuestro contenido con sus amigos y redes. Son capaces de rastrear su navegador en otros sitios y crear un perfil de sus intereses. Esto puede afectar el contenido y los mensajes que ve en otros sitios web que visita. Si no permite estas cookies, es posible que no pueda usar o ver estas herramientas para compartir.

Si desea excluirse de todos nuestros informes y listas de clientes potenciales, envíe una solicitud de privacidad en nuestra página No vender.

Una cookie es un pequeño fragmento de datos (archivo de texto) que un sitio web, cuando lo visita un usuario, le pide a su navegador que almacene en su dispositivo para recordar información sobre usted, como su preferencia de idioma o información de inicio de sesión. Esas cookies las configuramos nosotros y las denominamos cookies de origen. También utilizamos cookies de terceros, que son cookies de un dominio diferente al dominio del sitio web que está visitando, para nuestros esfuerzos publicitarios y de marketing. Más específicamente, utilizamos cookies y otras tecnologías de seguimiento para los siguientes propósitos:

Cookies estrictamente necesarias

No le permitimos optar por no recibir determinadas cookies, ya que son necesarias para garantizar el funcionamiento adecuado de nuestro sitio web (como mostrar nuestro banner de cookies y recordar sus opciones de privacidad) y / o para supervisar el rendimiento del sitio. Estas cookies no se utilizan de una manera que constituya una "venta" de sus datos según la CCPA. Puede configurar su navegador para que bloquee o le avise sobre estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán según lo previsto si lo hace. Por lo general, puede encontrar estas configuraciones en el menú Opciones o Preferencias de su navegador. Visite www.allaboutcookies.org para obtener más información.

No le permitimos optar por no recibir determinadas cookies, ya que son necesarias para garantizar el funcionamiento adecuado de nuestro sitio web (como mostrar nuestro banner de cookies y recordar sus opciones de privacidad) y / o para supervisar el rendimiento del sitio. Estas cookies no se utilizan de una manera que constituya una "venta" de sus datos según la CCPA. Puede configurar su navegador para que bloquee o le avise sobre estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán según lo previsto si lo hace. Por lo general, puede encontrar estas configuraciones en el menú Opciones o Preferencias de su navegador. Visite www.allaboutcookies.org para obtener más información.

No le permitimos optar por no recibir determinadas cookies, ya que son necesarias para garantizar el funcionamiento adecuado de nuestro sitio web (como mostrar nuestro banner de cookies y recordar sus opciones de privacidad) y / o para supervisar el rendimiento del sitio. Estas cookies no se utilizan de una manera que constituya una "venta" de sus datos según la CCPA. Puede configurar su navegador para que bloquee o le avise sobre estas cookies, pero algunas partes del sitio no funcionarán según lo previsto si lo hace. Por lo general, puede encontrar estas configuraciones en el menú Opciones o Preferencias de su navegador. Visite www.allaboutcookies.org para obtener más información.

También utilizamos cookies para personalizar su experiencia en nuestros sitios web, incluso para determinar el contenido y los anuncios más relevantes para mostrarle, y para monitorear el tráfico y el rendimiento del sitio, de modo que podamos mejorar nuestros sitios web y su experiencia. Puede optar por no usar dichas cookies (y la "venta" asociada de su información personal) mediante este interruptor de palanca. Seguirá viendo algo de publicidad, independientemente de su selección. Debido a que no lo rastreamos en diferentes dispositivos, navegadores y propiedades de GEMG, su selección tendrá efecto solo en este navegador, este dispositivo y este sitio web.

También utilizamos cookies para personalizar su experiencia en nuestros sitios web, incluso para determinar el contenido y los anuncios más relevantes para mostrarle, y para monitorear el tráfico y el rendimiento del sitio, de modo que podamos mejorar nuestros sitios web y su experiencia. Puede optar por no usar dichas cookies (y la "venta" asociada de su información personal) mediante este interruptor de palanca. Aún verá algo de publicidad, independientemente de su selección. Debido a que no lo rastreamos en diferentes dispositivos, navegadores y propiedades de GEMG, su selección tendrá efecto solo en este navegador, este dispositivo y este sitio web.

También utilizamos cookies para personalizar su experiencia en nuestros sitios web, incluso para determinar el contenido y los anuncios más relevantes para mostrarle, y para monitorear el tráfico y el rendimiento del sitio, de modo que podamos mejorar nuestros sitios web y su experiencia. Puede optar por no usar dichas cookies (y la "venta" asociada de su información personal) mediante este interruptor de palanca. Seguirá viendo algo de publicidad, independientemente de su selección. Debido a que no lo rastreamos en diferentes dispositivos, navegadores y propiedades de GEMG, su selección tendrá efecto solo en este navegador, este dispositivo y este sitio web.


2 de septiembre de 1789

La XI Acta del Primer Congreso de los Estados Unidos establece la DEPARTAMENTO DE TESORERIA El Secretario del Tesoro es responsable de la gestión de todos los asuntos relacionados con la recaudación y protección de los ingresos de los EE. UU.



Bush: nueva agencia para asegurar la 'patria estadounidense'

Buenas noches. Durante los próximos minutos, quiero actualizarlos sobre el progreso que estamos logrando en nuestra guerra contra el terrorismo y proponer cambios radicales que fortalecerán nuestra patria contra la amenaza constante de ataques terroristas.

Han pasado casi nueve meses desde el día que cambió para siempre nuestro país. Los escombros de lo que alguna vez fue el World Trade Center se han retirado en 100.000 camiones. El lado oeste del Pentágono luce casi como el 10 de septiembre. Y mientras los niños terminan la escuela y las familias se preparan para las vacaciones de verano, para muchos la vida parece casi normal.

Sin embargo, hoy somos una nación diferente: más triste y más fuerte, menos inocente y más valiente, más agradecida por la vida, y para muchos de los que sirven a nuestro país, más dispuestos a arriesgar la vida por una gran causa. Para aquellos que han perdido a familiares y amigos, el dolor nunca desaparecerá, ni tampoco las responsabilidades que ese día nos impuso a todos.

Estados Unidos lidera al mundo civilizado en una lucha titánica contra el terror. La libertad y el miedo están en guerra, y la libertad está ganando.

Esta noche, más de 60.000 soldados estadounidenses están desplegados en todo el mundo en la guerra contra el terrorismo, más de 7.000 en Afganistán, otros en Filipinas, Yemen y la República de Georgia, para entrenar a las fuerzas locales.

La semana que viene Afganistán comenzará a seleccionar un gobierno representativo, incluso cuando las tropas estadounidenses, junto con nuestros aliados, sigan atacando continuamente los escondites remotos de Al Qaeda. Entre los que hemos capturado se encuentra un hombre llamado Abu Zubaydah, el jefe de operaciones de Al Qaeda. De él, y de cientos de personas más, estamos aprendiendo más sobre cómo planean y operan los terroristas, información crucial para anticipar y prevenir ataques futuros.

Nuestra coalición es fuerte. Más de 90 naciones han arrestado o detenido a más de 2.400 terroristas y sus partidarios. Más de 180 países han ofrecido o están proporcionando asistencia en la guerra contra el terrorismo. Y nuestro ejército es fuerte y está preparado para oponerse a cualquier amenaza emergente para el pueblo estadounidense.

Todos los días en esta guerra no traerán el drama de la liberación de un país. Sin embargo, cada día trae nueva información, una pista o un arresto, otro paso o dos o tres en una marcha implacable para traer seguridad a nuestra nación y justicia a nuestros enemigos.

Y todos los días reviso un documento llamado Evaluación de amenazas. Resume lo que nuestros servicios de inteligencia y las principales agencias de aplicación de la ley han aprendido sobre la actividad terrorista. A veces, la información es muy general: charlas vagas, alardeando de futuros ataques. A veces, la información es más específica, como en un caso reciente en el que un detenido de Al Qaeda dijo que se habían planeado ataques contra instituciones financieras.

Cuando la inteligencia creíble lo amerita, se alerta a las autoridades policiales y locales apropiadas. Desafortunadamente, estas advertencias son una nueva realidad en la vida estadounidense, y recientemente hemos visto un aumento en el volumen de amenazas generales. Los estadounidenses deben continuar haciendo lo que están haciendo: seguir con sus vidas, pero prestar atención a lo que los rodea, agregar sus ojos y oídos a la protección de nuestra patria.

Para proteger nuestro país, dependemos de la habilidad de nuestra gente: las tropas que enviamos a la batalla, agentes de inteligencia que arriesgan sus vidas por fragmentos de información, agentes del orden que buscan pistas y buscan sospechosos. Ahora estamos aprendiendo que antes del 11 de septiembre, las sospechas y las percepciones de algunos de nuestros agentes de primera línea no recibieron suficiente atención.

Mi Administración apoya el importante trabajo de los comités de inteligencia en el Congreso para revisar las actividades de las agencias de inteligencia y de aplicación de la ley. Necesitamos saber cuándo se pasaron por alto las advertencias o se desatendieron las señales, no para señalar con el dedo acusador, sino para asegurarnos de corregir cualquier problema y evitar que vuelva a suceder. Basándome en todo lo que he visto, no creo que nadie haya podido evitar el horror del 11 de septiembre; sin embargo, ahora sabemos que miles de asesinos entrenados están conspirando para atacarnos, y este terrible conocimiento requiere que actuemos de manera diferente.

Si usted es un trabajador de primera línea del FBI, la CIA, alguna otra agencia de inteligencia o aplicación de la ley, y ve algo que levanta sospechas: quiero que lo informe de inmediato. Espero que sus supervisores lo traten con la seriedad que se merece. La información debe compartirse por completo, de modo que podamos seguir todas las pistas para encontrar la que pueda prevenir una tragedia. Aplaudo a los líderes y empleados del FBI y la CIA por iniciar reformas esenciales. Deben seguir pensando y actuando de manera diferente para derrotar al enemigo.

La primera y mejor manera de asegurar la patria de Estados Unidos es atacar al enemigo donde se esconde y planea, y eso es lo que estamos haciendo. También estamos dando pasos importantes para fortalecer la protección de nuestra patria: asegurando cabinas, reforzando nuestras fronteras, almacenando vacunas, aumentando la seguridad en las plantas de tratamiento de agua y de energía nuclear. Después del 11 de septiembre, necesitábamos movernos rápidamente, por lo que nombré a Tom Ridge como mi asesor de seguridad nacional.

Dado que el gobernador Ridge ha trabajado con todos los niveles de gobierno para preparar una estrategia nacional y hemos aprendido más sobre los planes y las capacidades de la red terrorista, hemos llegado a la conclusión de que nuestro gobierno debe reorganizarse para tratar con la mayor eficacia posible las nuevas amenazas del siglo XXI. Así que esta noche, le pido al Congreso que se una a mí para crear un único departamento permanente con una misión primordial y urgente: asegurar la patria estadounidense y proteger al pueblo estadounidense.

En este momento, hasta un centenar de agencias gubernamentales diferentes tienen algunas responsabilidades en materia de seguridad nacional. Y nadie tiene la responsabilidad final. La Guardia Costera tiene varias misiones, desde búsqueda y rescate hasta la aplicación de tratados marítimos. Depende del Departamento de Transporte, cuyas responsabilidades principales son carreteras, rieles, puentes y vías respiratorias. El Servicio de Aduanas, entre otras funciones, recauda aranceles y previene el contrabando, y es parte del Departamento del Tesoro, cuya responsabilidad principal es la política fiscal, no la seguridad.

Esta noche, propongo un Departamento de Seguridad Nacional permanente a nivel de gabinete para unir a las agencias esenciales que deben trabajar más estrechamente: entre ellas, la Guardia Costera, la Patrulla Fronteriza, el Servicio de Aduanas, los funcionarios de inmigración, la Administración de Seguridad del Transporte y la Emergencia Federal. Agencia de Gestión. Los empleados de esta nueva agencia vendrán a trabajar todas las mañanas sabiendo que su trabajo más importante es proteger a sus conciudadanos.

El Departamento de Seguridad Nacional se encargará de cuatro tareas principales. Esta nueva agencia controlará nuestras fronteras y evitará que terroristas y explosivos entren a nuestro país. Trabajará con las autoridades estatales y locales para responder rápida y eficazmente a las emergencias. Reunirá a nuestros mejores científicos para desarrollar tecnologías que detecten armas biológicas, químicas y nucleares, y para descubrir los medicamentos y tratamientos para proteger mejor a nuestros ciudadanos. Y este nuevo departamento revisará la información de inteligencia y aplicación de la ley de todas las agencias del gobierno y producirá una imagen diaria única de las amenazas contra nuestra patria. Los analistas serán responsables de imaginar lo peor y planificar para contrarrestarlo.

La razón para crear este departamento no es aumentar el tamaño del gobierno, sino aumentar su enfoque y efectividad. El personal de este nuevo departamento procederá en gran medida de las agencias que estamos combinando. Al acabar con la duplicación y la superposición, gastaremos menos en gastos generales y más en proteger a Estados Unidos. Esta reorganización le dará a la buena gente de nuestro gobierno la mejor oportunidad de tener éxito, organizando nuestros recursos de una manera que sea completa y unificada.

Lo que propongo esta noche es la reorganización más extensa del gobierno federal desde la década de 1940. Durante su presidencia, Harry Truman reconoció que las fragmentadas defensas de nuestra nación tenían que reorganizarse para ganar la Guerra Fría. Propuso unir nuestras fuerzas militares bajo un solo Departamento de Defensa y crear el Consejo de Seguridad Nacional para unir defensa, inteligencia y diplomacia. Las reformas de Truman todavía nos ayudan a combatir el terrorismo en el extranjero, y ahora necesitamos reformas dramáticas similares para asegurar a nuestra gente en casa.

Solo el Congreso de los Estados Unidos puede crear un nuevo departamento de gobierno. Así que esta noche les pido su ayuda para animar a sus representantes a apoyar mi plan. Nos enfrentamos a una necesidad urgente y debemos actuar rápidamente, este año, antes de que finalice la sesión del Congreso.

Todos en nuestro gobierno hemos aprendido mucho desde el 11 de septiembre y debemos actuar en cada lección. Estamos más fuertes y mejor preparados esta noche de lo que estábamos en esa terrible mañana, y con su ayuda y el apoyo del Congreso, seremos aún más fuertes.

La historia ha llamado a nuestra nación a la acción. La historia nos ha planteado un gran desafío: ¿Estados Unidos, con nuestra posición y poder únicos, parpadeará ante el terror o nos conducirá a un mundo más libre y civilizado?

Solo hay una respuesta: este gran país conducirá al mundo hacia la seguridad, la seguridad, la paz y la libertad.


Bush da a conocer estrategia para la seguridad nacional - 16 de julio de 2002 - HISTORY.com

TSgt Joe C.

En este día de 2002, el presidente George W. Bush anuncia su plan para fortalecer la seguridad nacional a raíz de los impactantes ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, D.C., en los que murieron casi 3.000 personas. Inmediatamente después del desastre, en un intento por evitar un mayor derramamiento de sangre en suelo estadounidense, Bush lanzó una revisión masiva de los sistemas de seguridad, inteligencia y respuesta a emergencias de la nación mediante la creación de la Oficina de Seguridad Nacional en la Casa Blanca. Más adelante en el mes, el Departamento de Seguridad Nacional se estableció como una agencia federal. Formaba parte de un esfuerzo de dos frentes, que incluía una acción militar preventiva contra terroristas en otros países, para librar la guerra contra el terrorismo.

Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca ese día, Bush le dio al público estadounidense una vista previa de los cambios por venir, incluido, entre otros, un sistema de advertencia codificado por colores que identificaba diferentes niveles de amenaza, evaluando a qué industrias y regiones eran vulnerables. ataque. También propuso cambios en las leyes que le darían al presidente mayores poderes ejecutivos, particularmente con respecto a la política antiterrorista.

El día de su anuncio, parecía que Bush y el Congreso formaban un frente bastante unido a favor de la nueva política. Sin embargo, tan pronto como se estableció el Departamento de Seguridad Nacional, los críticos que temían el posible abuso de los poderes presidenciales y el abandono de las libertades civiles en nombre de la seguridad nacional alzaron la voz. Bush trató de asegurarles que los cambios eran constitucionales y estaban abiertos a la supervisión del Congreso. Sin embargo, durante los próximos años, su administración enfrentó acusaciones de violar flagrantemente la Constitución y crear una cultura política de secretismo y amiguismo.


Contenido

La lista es subjetiva e imprecisa, ya que con frecuencia los individuos u oficinas pueden ser referidos con el sobrenombre de "zar" por alguna publicación o un oponente político, sin embargo, el funcionario gubernamental real, la mayoría de las publicaciones y otros no usan el término. Una posible definición es solo aquellos funcionarios que son nombrados por el presidente sin la confirmación del Senado.

Tabla resumen: número de zares por administración
Nombre del presidente Partido En la oficina Número de
títulos de zar
Número de
designados
Los designados no
confirmado por el Senado
Franklin Roosevelt D 1933–1945 11 19 18
Harry Truman 1945–1953 6 5
Dwight Eisenhower R 1953–1961 1 0
Lyndon Johnson D 1963–1969 3 1
Richard Nixon R 1969–1974 3 5
Gerald Ford 1974–1977 2
Jimmy Carter D 1977–1981 2 3 2
Ronald Reagan R 1981–1989 1
George H. W. Bush 1989–1993 2 3 0
Bill Clinton D 1993–2001 8 11 7
George W. Bush R 2001–2009 33 49 28
Barack Obama D 2009–2017 38 50 39
Donald Trump R 2017-2021 2 TBD [ necesita actualización ] 42 TBD [ necesita actualización ] 40

Los números se basan en la siguiente lista clasificable. Consúltelo para obtener detalles y referencias. Tenga en cuenta que lo que se mide es la popularidad de la palabra zar, en lugar de una medida objetiva de autoridad.

También tenga en cuenta que bajo George W. Bush solo se habían encontrado 33 títulos de Zar, por lo tanto, solo 33 Zar, aunque muchos de estos títulos fueron utilizados por varias personas distintas. Por ejemplo, ha habido un Subsecretario de Trabajo para la Seguridad y Salud en las Minas desde la aprobación de la Ley de Seguridad y Salud en las Minas de 1977, pero la frase "zar de la seguridad en las minas" solo se aplicó al puesto desde el controvertido nombramiento de Richard Stickler. al puesto en 2006. De manera similar, ha habido un director de la Oficina de Información y Asuntos Regulatorios desde que la oficina fue creada por la Ley de Reducción de Trámites de 1980, pero el término "zar regulador" no se aplicó al puesto hasta 2001.

Los siguientes son funcionarios del poder ejecutivo que han sido descritos por los medios como algún tipo de zar.


Bush presenta un presupuesto de 2,13 billones de dólares

WASHINGTON, 4 de febrero - El presidente Bush envió hoy al Congreso un presupuesto de 2,13 billones de dólares que, según dijo, permitiría a Estados Unidos ganar una guerra y revitalizar la economía. Pero los demócratas dicen que el plan de Bush debilitaría la base financiera del país y eliminaría los programas esenciales.

"El presupuesto para 2003 es mucho más que una tabulación de números", dijo el presidente en un mensaje que acompaña a los documentos. "Es un plan para librar una guerra que no buscamos, pero una guerra que estamos decididos a ganar".

Bush dijo que la primera prioridad del país, reflejada en su presupuesto, "debe ser la seguridad de nuestra patria". En consecuencia, ha pedido el mayor aumento en el gasto militar desde principios de la presidencia de Ronald Reagan, cuando la Unión Soviética , la Guerra de Berlín y la Guerra Fría fueron hechos reales.

"También tenemos prioridades en casa", dijo Bush, "restaurar la salud de nuestra economía sobre todo".

El presidente pidió un aumento del 3,7 por ciento con respecto al presupuesto de este año, incluido un aumento de $ 48 mil millones en el gasto militar y una duplicación de los gastos para la seguridad nacional, a $ 38 mil millones. Dispersos por todo el presupuesto también hay recortes, incluidos algunos para diversas funciones de cumplimiento y reglamentación.

Los detalles se pueden ver en www.whitehouse.gov/omb/.

Cada presupuesto ofrecido por un presidente, republicano o demócrata, es más importante como una declaración de prioridades políticas y sociales que como un plan de gastos que sobrevivirá hasta el comienzo del próximo año fiscal, el 1 de octubre. la administración y sus amigos y enemigos en Capitol Hill, algo sobre lo que discutir y negociar durante muchos meses.

El documento presupuestario - en realidad, varios documentos, con el grosor y el peso de los directorios telefónicos metropolitanos - está lleno de lenguaje que, según Bush, "promueve un plan de recuperación económica bipartidista", mantiene bajos los impuestos, promueve la prosperidad.

"Donde los programas gubernamentales están teniendo éxito, sus esfuerzos deben reforzarse, y el presupuesto de 2003 proporciona recursos para lograrlo", dijo Bush. "Y cuando las medidas objetivas revelan que los programas gubernamentales no están teniendo éxito, esos programas deben reinventarse, reorientarse o retirarse".

Ese tema es conocido por los republicanos. Los demócratas ya han respondido con enojo cuando se conocen los esbozos de la propuesta presupuestaria en las últimas semanas, y el senador Kent Conrad de Dakota del Norte, presidente del Comité de Presupuesto del Senado, reiteró hoy las objeciones de su partido.

"Enron got into trouble because they didn't fully disclose debt they have, and that is precisely what the federal government is doing," he told The Associated Press, contending that the White House wants to spackle over money shortages by dipping into Social Security and Medicare surpluses.

Democrats have been criticizing Mr. Bush and his Capitol Hill Republican allies for months for sticking to their $1.35 trillion, decade-long tax-cutting plan even as war and recession have shrunk the government's projected long-range surplus.

The urgency that Mr. Bush sees in winning a war and jump-starting the economy reflect how much things have changed in a relatively short time, most strikingly since Sept. 11, when terrorist attacks dealt a severe blow to an economy that was already mired in recession.

Mr. Bush said the "murderous events" of September were what Pearl Harbor was to an earlier generation: "a terrible wrong and a call to action."

He repeated those themes at mid-day, speaking to a friendly audience of military people at Eglin Air Force Base in the Florida Panhandle. The president paid tribute to the men and women in uniform, declaring that in routing the Taliban from Afghanistan they had given the people of that country "a chance to breathe the fresh air of freedom."

The president drew cheers as he reminded his listeners that his budget contains a pay raise for them.

"History has called us to action, and we will not stop until the threat of global terrorism has been destroyed," Mr. Bush said, to more cheers.

Since Sept. 11, the president has been applauded by Republicans, Democrats and people of no particular political loyalties when he has spoken like that.

As far as the budget goes, the "call to action" now sounds on Capitol Hill, where skirmishing, infighting and negotiations will go on for many months, some of it openly and some behind the scenes. Only after all that will the "real" 2003 budget emerge.


Transcripción

Good evening. During the next few minutes, I want to update you on the progress we are making in our war against terror, and to propose sweeping changes that will strengthen our homeland against the ongoing threat of terrorist attacks.

Nearly nine months have passed since the day that forever changed our country. Debris from what was once the World Trade Center has been cleared away in a hundred thousand truckloads. The west side of the Pentagon looks almost as it did on September the 10th. And as children finish school and families prepare for summer vacations, for many, life seems almost normal.

Yet we are a different nation today -- sadder and stronger, less innocent and more courageous, more appreciative of life, and for many who serve our country, more willing to risk life in a great cause. For those who have lost family and friends, the pain will never go away -- and neither will the responsibilities that day thrust upon all of us. America is leading the civilized world in a titanic struggle against terror. Freedom and fear are at war -- and freedom is winning.

Tonight over 60,000 American troops are deployed around the world in the war against terror -- more than 7,000 in Afghanistan others in the Philippines, Yemen, and the Republic of Georgia, to train local forces. Next week Afghanistan will begin selecting a representative government, even as American troops, along with our allies, still continuously raid remote al Qaeda hiding places.

Among those we have captured is a man named Abu Zabedah, al Qaeda's chief of operations. From him, and from hundreds of others, we are learning more about how the terrorists plan and operate information crucial in anticipating and preventing future attacks.

Our coalition is strong. More than 90 nations have arrested or detained over 2,400 terrorists and their supporters. More than 180 countries have offered or are providing assistance in the war on terrorism. And our military is strong and prepared to oppose any emerging threat to the American people.

Every day in this war will not bring the drama of liberating a country. Yet every day brings new information, a tip or arrest, another step, or two, or three in a relentless march to bring security to our nation and justice to our enemies.

Every day I review a document called the threat assessment. It summarizes what our intelligence services and key law enforcement agencies have picked up about terrorist activity. Sometimes the information is very general -- vague talk, bragging about future attacks. Sometimes the information is more specific, as in a recent case when an al Qaeda detainee said attacks were planned against financial institutions.

When credible intelligence warrants, appropriate law enforcement and local officials are alerted. These warnings are, unfortunately, a new reality in American life -- and we have recently seen an increase in the volume of general threats. Americans should continue to do what you're doing -- go about your lives, but pay attention to your surroundings. Add your eyes and ears to the protection of our homeland.

In protecting our country, we depend on the skill of our people -- the troops we send to battle, intelligence operatives who risk their lives for bits of information, law enforcement officers who sift for clues and search for suspects. We are now learning that before September the 11th, the suspicions and insights of some of our front-line agents did not get enough attention.

My administration supports the important work of the intelligence committees in Congress to review the activities of law enforcement and intelligence agencies. We need to know when warnings were missed or signs unheeded -- not to point the finger of blame, but to make sure we correct any problems, and prevent them from happening again.

Based on everything I've seen, I do not believe anyone could have prevented the horror of September the 11th. Yet we now know that thousands of trained killers are plotting to attack us, and this terrible knowledge requires us to act differently.

If you're a front-line worker for the FBI, the CIA, some other law enforcement or intelligence agency, and you see something that raises suspicions, I want you to report it immediately. I expect your supervisors to treat it with the seriousness it deserves. Information must be fully shared, so we can follow every lead to find the one that may prevent tragedy.

I applaud the leaders and employees at the FBI and CIA for beginning essential reforms. They must continue to think and act differently to defeat the enemy.

The first and best way to secure America's homeland is to attack the enemy where he hides and plans, and we're doing just that. We're also taking significant steps to strengthen our homeland protections -- securing cockpits, tightening our borders, stockpiling vaccines, increasing security at water treatment and nuclear power plants.

After September the 11th, we needed to move quickly, and so I appointed Tom Ridge as my Homeland Security Advisor. As Governor Ridge has worked with all levels of government to prepare a national strategy, and as we have learned more about the plans and capabilities of the terrorist network, we have concluded that our government must be reorganized to deal more effectively with the new threats of the 21st century. So tonight, I ask the Congress to join me in creating a single, permanent department with an overriding and urgent mission: securing the homeland of America, and protecting the American people.

Right now, as many as a hundred different government agencies have some responsibilities for homeland security, and no one has final accountability. For example, the Coast Guard has several missions, from search and rescue to maritime treaty enforcement. It reports to the Transportation Department, whose primary responsibilities are roads, rails, bridges and the airways. The Customs Service, among other duties, collects tariffs and prevents smuggling -- and it is part of the Treasury Department, whose primary responsibility is fiscal policy, not security.

Tonight, I propose a permanent Cabinet-level Department of Homeland Security to unite essential agencies that must work more closely together: Among them, the Coast Guard, the Border Patrol, the Customs Service, Immigration officials, the Transportation Security Administration, and the Federal Emergency Management Agency. Employees of this new agency will come to work every morning knowing their most important job is to protect their fellow citizens. The Department of Homeland Security will be charged with --

The Department of Homeland Security will be charged with four primary tasks. This new agency will control our borders and prevent terrorists and explosives from entering our country. It will work with state and local authorities to respond quickly and effectively to emergencies. It will bring together our best scientists to develop technologies that detect biological, chemical, and nuclear weapons, and to discover the drugs and treatments to best protect our citizens. And this new department will review intelligence and law enforcement information from all agencies of government, and produce a single daily picture of threats against our homeland. Analysts will be responsible for imagining the worst, and planning to counter it.

The reason to create this department is not to create the size of government, but to increase its focus and effectiveness. The staff of this new department will be largely drawn from the agencies we are combining. By ending duplication and overlap, we will spend less on overhead, and more on protecting America. This reorganization will give the good people of our government their best opportunity to succeed by organizing our resources in a way that is thorough and unified.

What I am proposing tonight is the most extensive reorganization of the federal government since the 1940s. During his presidency, Harry Truman recognized that our nation's fragmented defenses had to be reorganized to win the Cold War. He proposed uniting our military forces under a single Department of Defense, and creating the National Security Council to bring together defense, intelligence, and diplomacy. Truman's reforms are still helping us to fight terror abroad, and now we need similar dramatic reforms to secure our people at home.

Only the United States Congress can create a new department of government. So tonight, I ask for your help in encouraging your representatives to support my plan. We face an urgent need, and we must move quickly, this year, before the end of the congressional session. All in our government have learned a great deal since September the 11th, and we must act on every lesson. We are stronger and better prepared tonight than we were on that terrible morning -- and with your help, and the support of Congress, we will be stronger still.

History has called our nation into action. History has placed a great challenge before us: Will America -- with our unique position and power -- blink in the face of terror, or will we lead to a freer, more civilized world? There's only one answer: This great country will lead the world to safety, security, peace and freedom.


March 1, 2003: CBP is Born

President George W. Bush proposed on June 6, 2002 the creation of the Department of Homeland Security to unite agencies charged with protecting the homeland. He outlined four essential missions that corresponded to the four proposed divisions in the department:

  • Border and Transportation Security to control the borders and prevent terrorists and explosives from entering the country.
  • Emergency Preparedness and Response to work with state and local authorities to respond quickly and effectively to emergencies.
  • Chemical, Biological, Radiological, and Nuclear Countermeasures to bring together the country’s best scientists to develop technologies that detect biological, chemical, and nuclear weapons to best protect citizens.
  • Information Analysis and Infrastructure Protection to review intelligence and law enforcement information from all agencies of government, and produce a single daily picture of threats against the homeland.

On June 18, 2002, President Bush formally submitted his proposal to Congress, including his proposed text for the Homeland Security Act of 2002. Six days later, Rep. Richard Armey introduced the president’s proposed legislation to the House of Representatives as H.R. 5005. After amendments in committee, the bill passed the House on July 26, 2002. The Senate passed the bill with amendments on November 19, 2002, and the president signed the Homeland Security Act of 2002 into law on November 25, 2002.

On the same day he signed the bill into law, President Bush submitted a plan to Congress that outlined the time frame for the organization of the new department. The plan established March 1, 2003, as the date on which the majority of the previously existing agencies, such as the Federal Emergency Management Agency, the Transportation Security Administration, the Coast Guard, the Customs Service, and the Secret Service would be transferred to the new department. On March 1, 2003, CBP was formed, and for the first time, border security responsibilities were placed together.


Ver el vídeo: Acto en defensa del embajador Alex Saab (Agosto 2022).